martes, 16 de enero de 2018

Días duros.

Ahora me río cuando me quejaba de la navidad y que quería que acabara..... en realidad estaba siendo feliz, estaba haciendo cosas, viendo a gente, saliendo de la rutina.

Comía mal pero comía menos, no tenía ansiedad porque me daba caprichos.........

Estos días me estoy sintiendo horrible, durmiendo poco, comiendo hasta las tantas..... y aunque trate de comer cosas sanas, cosas permitidas, como muchísima cantidad, exagerada, y me hace tener una barriga estratosférica e ir mal al baño.

Me siento horrible, fea, gorda, insegura. Los 47,2 kg se fueron a la mierda.

Me doy cuenta de que cuando estoy cerca de 47 kg me empiezo a ver mejor, me siento mucho mejor con mi cuerpo y conmigo misma. Ahora debo estar cerca de 49 sino en 49 y soy una morsa......

Mi último peso fue el sábado pasado día 13 y marcó 48,7 kg... desde entonces no he visto mejoría. Parezco una preñada de 6 meses. Recuperarme del extremo atracón del fin de semana me está costando lo suyo, sobre todo porque sigo comiendo demasiada cantidad.

Y es que cada día es la misma pesadilla.... es volver a pensar: esta noche qué? Qué hago? Qué pasará?

No sé qué comida comprar para cenar y quedarme satisfecha. Sé que coma lo que coma no lo conseguiré. Y sé que si el día que me estuve atracando hasta las 7 a.m. me hubiera dado un atracón de pan, habría acabado antes, mucho antes, y habría dormido en paz.

Pero no, no puedo darme ningún atracón de pan este mes, lo vengo haciendo demasiado mal como para permitírmelo. Toca luchar y aguantar, aunque esté siendo más difícil que nunca.

No sé qué es lo que necesito hacer en mi vida para que esta situación cambie.......

sábado, 13 de enero de 2018

He pasado una noche horrible......

de las peores que recuerdo en todo un año...........


Tengo llagas en el paladar del atracón que me di.

Estuve despierta toda la noche, hasta las 7 de la mañana, se me hizo de día.

Comí puré de patata, queso, chocolate, mantequilla a cucharadas (casi me acabo la tarrina), leche entera (seguramente más de 1 litro), más chocolate (seguramente sobrepasé los 200 g), más queso, más leche y finalmente un paquete de 700 g de cereales chocolateados. Sí, 700 g.

Cereales de harina de trigo con chocolate, casi 400 kcal por 100 g.

Como hoy es sábado, logré dormir de 8 de la mañana a 12 del mediodía con mucho malestar, angustia, el estómago a punto de reventar y el corazón acelerado de tanto azúcar.


Hoy me siento para la mierda, sólo quiero esconderme, no me quiero mirar, no quiero que nadie me mire, me odio, me doy asco, me siento lo más obeso del universo.

jueves, 11 de enero de 2018

Vuelve la ansiedad nocturna y propósitos 2018.

Esta semana está siendo horrible...... vuelta a la rutina, vuelta a la mierda.

Llevo de lunes a jueves sin poder dormir. Hasta las 5 de la madrugada con los ojos como platos.

Ahora mismo son las 2 a.m. y es que no podía más de ansiedad y he comido queso, bastantes trozos y muy grandes. Cuando digo bastantes son unos 7........................ y del grosor del dedo gordo.

No he podido más.

Este mes me he propuesto no atracarme de pan. Ya comí en navidad bastante turrón con manteca de cacao, trigo, frutos secos, chocolate...... y la primera semana de enero también. Así que no, no puedo permitirme ese lujo.

Pero me hace pecar por otros lados.... aún así, todo ese queso que me he comido no es lo mismo. Los atracones de pan son de 3000 kcal. No sé cuántas habrán sido, pero espero que no más de 1500 (ese queso tiene mínimo 400 kcal por 100 g o más).

Esto hoy, pero ayer y anteayer comí TAL cantidad de comida que he estado GORDA COMO UN PUTO BARRIL. Con una barrigaza que me iba a explotar. Comí todo de cosas permitidas, pero unas cantidades como para petar, lo juro por mi alma.

El martes, por ejemplo. Sólo en la cena (cena de 10 de la noche a 5 de la madrugada, claro): 8 yogures, 1 flan, 3 litros de zumo (sí, 3!!), 740 g de pechuga de pavo y de pollo (740!!!!), 4 plátanos, 2 manzanas, 1 lata de champiñones, una bolsa de lechuga de 450 g con kétchup, casi 1 brick de 1 litro leche desnatada con cacao (dejé un culillo de nada)............. y más cosas que me dejo. O sea, qué es todo esto???? Un atracón (con todas las letras) de comida "sana"???

Iba a reventar, lo juro. Estuve muy mal de la barriga al día siguiente.

Maldita ansiedad que arrastro esta semana. Joder. Prefería la navidad, en serio. De hecho, ya no estoy tan delgada, me lo noto claramente. No me he pesado ni me apetece.

Me cago en todo, así. Estoy igual que antes.

Así cuesta ser positiva. Vaya noches de mierda he pasado. Y las que quedan.

Es mejor darme el capricho de comer basura o qué??? Es que así acabo comiendo sólo basura, y eso me dará problemas de salud! Es que no sé qué hacer ya, estoy desesperada joder.


Aquí van mis pequeños propósitos en lo que es peso, cuerpo, alimentación... en 2018:
- No consumir más queso a partir de febrero (me gustaría dejar los lácteos por completo pues son la excusa perfecta para comer queso en ocasiones... si como lácteos, dejo una puerta abierta al queso siempre y no me gusta).
- Hacer un máximo de 5 días malos al mes, ya sea de pan, golosinas o cosas malas (sobre todo a partir de febrero, ya que ya llevo 6 en enero y seguramente habrá alguno más).
- Que haya varios meses sin atracones de pan.
- Hacer 1 mes vegano/vegetariano (eliminando carne y lácteos pero dejando la posibilidad de comer huevo).
- Pesar menos de 47 en MAYO (me vale 46,9 kg).
- Mantenerme en 47,0 o menos el resto del año.
- Usar bikini tantas veces como me apetezca, ir a la playa, a la piscina o donde sea que requiera bikini sin complejos, sin sentirme una morsa nauseabunda (y eso será posible si cumplo lo anterior).
- Disfrutar del verano, del calor, de la ropa ajustada y de vestidos impresionantes por sentirme cómoda con mi cuerpo al fin.
- No descuidar el ejercicio y lograr estar, además de delgada, fit. Trabajar, sobre todo, vientre y glúteos. Quiero no avergonzarme más de mi panza (son tantos años...).
- Luchar contra la ansiedad, que todavía no sé cómo se hace y será lo más difícil de todo. Supongo que siendo feliz y encontrando la paz interior..... pero cuando una cree que logrará eso pesando menos de 47 kg..... yo qué sé.

Y ya está, que si sigo pensando no acabo nunca. A trabajar en ello, por mucho que cueste. Los iré revisando, los tendré presentes.

Ánimo a todas en este duro camino <3

viernes, 5 de enero de 2018

Cerrando el año alimenticio.....

Diciembre ha sido un mes rarísimo. Me di 4 atracones de pan al principio y no volví a repetir porque vinieron las fechas temerosas en las que me puse hasta el cul* de dulces, quesos, golosinas, turrones, polvorones y porquerías. Creí que sería capaz de no hacerlo tan mal, de controlar un poco más mis ansias, pero no. Me descontrolé tanto que dejé de comer cosas normales y sanas, todo el día comía mierda.

Curiosamente, comiendo pura basura he adelgazado más que en todo el año, y es que las ansiedades nocturnas desaparecieron y no he estado ningún día comiendo sin parar hasta las 5 a.m. como sí he hecho mil y una noches. Aunque lo hacía con comida sana, era demasiada cantidad.

Además, como no me nutro y como menos proteínas, pierdo masa muscular. Que ya me gusta, porque tengo unas piernas de elefante.


Dejo aquí este horrible diciembre:

1, 2, 3,
4, 5, 6, 7, 8, 9, 10,
11, 12, 13, 14, 15, 16, 17,
18, 19, 20, 21, 22, 23, 24,
25, 26, 27, 28, 29, 30, 31.

17 bien.
4 atracones de pan.
2 queso (muchas kcal).
6 dulces de Navidad.
2 golosinas.



Resumen.
Enero: 9 bien, 23 mal (13 pan, 10 golosinas).
Febrero: 8 bien, 20 mal (10 pan, 10 golosinas).
Marzo: no lo conté pero fue terrible, tipo febrero.
Abril: 14 bien, 16 mal (11 pan, 5 golosinas).
Mayo: 20 bien, 11 mal (9 pan, 3 golosinas)
Junio: 20 bien, 10 mal (10 pan, 0 golosinas).
Julio: 20 bien, 11 mal (10 pan, 1 golosinas).
Agosto: 22 bien, 9 mal (9 pan, 0 golosinas).
Septiembre: 20 bien, 10 mal (10 pan, 0 golosinas).
Octubre: 22 bien, 9 mal (8 pan, 1 golosinas).
Noviembre: 22 bien, 8 mal (2 pan, 2 golosinas, 4 horriblemente mal).
Diciembre: 17 bien, 14 mal (4 pan, 8 dulces, 2 queso).


Este enero pensé permitirme el lujo de comer pan algunos días, pero habiendo empezado tan mal, he decidido inteligentemente no hacerlo (muy a mi pesar). Lo iba a hacer el 5 y el 6 de enero (como poco), pero es mala idea..... todavía son fechas navideñas, con dulces y comidas familiares. Mejor dejar el pan a parte este mes.... ya llevo bastantes cagadas (y las que quedan) como para pegarme atracones de pan.

Ya en febrero lo haré algunos días..... estoy contenta porque lo estoy medio superando (desde el 9 de diciembre no me doy un atracón de pan como tal, aunque haya comido trigo y harinas en otras cosas.... como en los dulces navideños asquerosos que me hacen sentir sucia y cerda a más no poder). Los he suplido por otras cosas más malas aún, eso sí, pero he conseguido que en cómputo sumen algunas calorías menos, supongo.

Total, el plan es seguir enero con vegetales, frutas, proteína magra y lácteos light, con ya varias cagadas de queso y golosinas/dulces/chocolates, y en febrero eliminar lácteos (y quizá proteína animal también), dulces y mierdas por completo, y permitirme algún atracón de pan e incluir legumbres en la alimentación.

Empezamos año algo mal pero va a ser un año de cambios fuertes y buenos, no quiero seguir sin avances, sobre todo en el tema peso.

Todavía quedan los Reyes Magos, van a caer más dulces y seguramente queso. Estoy tan cansada. Sólo este fin de semana y ya.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Peso en el ultimo día del año...

47,2 kg. Increíble. Es mi peso más bajo de todo el año (aunque en septiembre también hubo un 47,2). Estoy contenta, sí. La barriga bien hasta que he comido, entonces se me abulta, pero no es hinchazón excesiva.

Todavía no me he vestido así que no sé cómo me sentiré en el vestido, pero espero que no sea horrible.

Qué irónico es que comiendo pura basura esté bajando algo. Todo el año tratando de comer sano y estas últimas semanas que me he descontrolado hasta límites insospechados, voy y llego a 47,2.

Hoy ya he comido queso, incluso. Un queso de esos secos y salados, bien curado y grasiento. Qué asco. Comí 4 o 5 trozos bien gruesos. Luego dí un par de cucharadas a una crema de cacao, bebí leche entera y ahora me estoy tomando un café con leche porque tengo hambre.

Comer mal me adelgaza porque no me preocupo por los nutrientes de verdad, y encima como me estoy saciando de caprichos no lo paso mal por ansiedad. Eso sí, la culpa me corroe. Pero cuando la báscula te da un maravilloso 47,2.......

Estoy confusa. He estado reflexionando mucho sobre la alimentación que quiero llevar y no llego a ninguna conclusión. Creo que lo más cómodo es seguir con la "norma" que tengo ahora (que no he seguido mucho): proteína magra, verdura, fruta y lácteos light, todo sin límite.

Pero tengo el dilema de querer comer legumbre... de querer darme algún atracón de pan... de querer dejar los lácteos (porque si dejo la veda de los lácteos abierta, acabo picando queso siempre)...... y no hallo la fórmula de comer perfecta, con la que tenga posibilidades de estar sana, me guste y me adelgace. Porque comer así de mal, aunque me haya hecho bajar unos buenos gramos (1,8 kg en 17 días) no es sano, me dará problemas.

En fin, voy a dejar de pensar en esto por un maldito rato y a disfrutar de la nochevieja. Y si caen unos turrones, que caigan.

Mañana empieza un nuevo año, una nueva etapa, un 2018 lleno de incertidumbre pero también de ilusión por mejorar, por cambiar, por salir de este pozo.

Feliz año nuevo bellas, os deseo lo mejor, disfrutad de esta noche a pesar de las dificultades.
Mil besos y abrazos <3

viernes, 29 de diciembre de 2017

Ya falta poco

para que acabe esta época llena de tentaciones y autocastigos. No sabría decir cuánto turrón, cuánto chocolate, cuántos polvorones he comido......

Y para colmo hoy he engullido cual cerda una bolsa enorme de golosinas. 400 g como poco.

Me siento para la mierda.

Aún así, no he tenido mala percepción corporal del todo. He tenido días buenos. Esto de estar comiendo pura mierda hace que coma menos cosas buenas, menos nutrientes, menos proteínas.....

Además, como ya la lío durante el día con tanto dulce, no me la paso por la noche jalando sin parar como antes sí hacía. Antes tenía mucha ansiedad por las noches porque quería pecar. Estos días ya peco sin más.

Lo que he procurado ha sido hacerme siempre una buena ensalada y luego dulces sin parar. Alguna noche he comido queso (600 kcal)......

Ayer por ejemplo comí pechuga de pavo, 2 plátanos, 3/4 de tableta de turrón (800 kcal) y más pechuga de pavo por la noche, zumo y judías verdes (200 kcal aprox). Como tuve control con el turrón (otros días me he comido hasta 2 tabletas y luego más porquerías) y las demás comidas fueron bien, no lo conté como día malo.

Pero en enero se acabó toda esta mierda.
Se acabó el queso, el turrón, las golosinas, los chocolates. Ni un día. Ni una vez.

Después de este mes tan malo hay que limpiarse un poco. De momento llevo 13 días malos...... todavía queda el 31 que no sé qué pasará. Tengo pensado llevarme golosinas light y caramelos sin azúcares para no probar ni un bocado de turrón, pero no puedo prometer nada...... Alcohol caerá seguro, y depende de los dulces que haya, quizá pico..... no sé. Cenaré ensalada, eso seguro.

En enero lo máximo serán 4 días malos y sólo de pan. Los demás siguiendo las putas normas de una vez. Fuera azúcar y grasa.

jueves, 21 de diciembre de 2017

Odio la Navidad,

odio el turrón, los dulces navideños, las compras compulsivas, y odio que me afecte así y me desate en atracones de mierdas constantes.

No puedo con toda esta presión. Quisiera ser una puta persona normal y poder comerme un puto trozo de algo y ya está, pero no, me tengo que comer barras enteras, cajas enteras.

Asco.

En enero no voy a probar un puto bocado de dulces, chocolates, quesos ni golosinas. NADA de eso.